HAY QUE HACERLO MÁS

Antes pasaba por aquí y me dejaba la tinta de cada uno de los círculos que conforman mis huellas dactilares, como cuando sales a correr y sudas lo que no te cabe. Y que bien sienta. Cada día rozaba aquí el dedo índice de la mano izquierda, el dedo corazón de la mano derecha. Pero el tiempo ha venido corriendo y me ha tapado la boca, los minutos me han dejado sin microrrelatos, a mí, a vosotros. Miento. Todo eso son excusas, los minutos son fraccionables y las palabras son necesarias. Así que digamos que me he dejado atropellar por el tiempo y por esta vorágine de escalones que subir a los que mi profesión me ha llevado estos últimos años. Pero ya está. Hay que tomar decisiones, y yo decido que cada día voy a volver a parar el tiempo aquí. 





4 comentarios:

Eduardo Fanegas de la Fuente dijo...

Yo soy de los que no saben cómo se les escapa el tiempo y los días se le hacen cada vez más cortos. Pero me alegra saber que vas a volver por aquí. Yo debería hacer lo mismo. Para eso y para otras tantas cosas. Pero por lo menos siempre me dejaré caer por aquí para leerte.

Sara dijo...

Siempre me gustó leerte ;)

Anónimo dijo...

si si si si si si si si si si si si si sis si! felicidad en vena bonita eres arte

Dra Jomeini dijo...

Me alegro de tenerte de nuevo aquí siendo de nuevo tú.