Cada minuto una hora

Esta noche ha sido larga como un chicle boomer, he dado no se cuantas vueltas de campana en una cama que me ha parecido ser un campo de fútbol americano, nadie que me aplacara. El camino al metro me ha resultado una peregrinación insoportable, y eso que no llevo el peso de una virgen en ninguna parte. Los vagones del tren una caldera infernal, agua hirviendo y palabras silenciosas o silenciadas como las que están atrapadas en la pantalla de un teléfono móvil. El periódico gratuito hoy pesa un quintal, he contado tantos espacios entre la noticias como entre tu silla y la mía. Ven, no hay prisa, hoy cada minuto es una hora.







5 comentarios:

camoxin dijo...

pues....ami me gustaría ayudarte a entrar en calor y a que tu cama no parezca un campo de fútbol americano.

MBree dijo...

e encanta la manera que tienes de expresarte (:

Kimbertrancanut dijo...

Masticar los sueños, mientras suenan las campanas en el inmenso campo...Parece que el peregrinaje fue largo y quizá esperaras vocablos amables y menos crónicas por aquello de: "no hay noticias, buenas noticias"...Bien, si no hay prisa, sentémonos y contemplemos el reloj parado de la libertad...Abrazos cariñosos en el tiempo

jadelait dijo...

Precioso, tan creativo...

Belén dijo...

Pues mira tu, que me alegro mucho, ¡guapa!

Besicos