Lo deseo tanto que me convierto en lámpara y no importa que me froten tres veces porque ya me comí el genio dos noches después. Así estoy,viviendo en una habitación sin luces, estrechándome la cintura, intentando convertirme en humo para poder volar.Muchas cosas se detienen por tener los puños cerrados, entonces, empecemos aplaudiendo.










15 comentarios:

Belén dijo...

La verdad es que si ya te comiste el genio, no queda mucho más que hacer en la lámpara...

Besicos

Pintamonadas dijo...

Yo aplaudo con los codos, por si acaso. Y doy tres chasquidos de talón con mis zapatos, no son rojos, pero algo es algo.

Un besito, buen inicio de semana

nadiuss dijo...

te aplaudo.
y aplaudo a todas horas

Kimbertrancanut dijo...

me recuerda a Alicia en el país...y si lo acoplamos con la lámpara, podemos formar un agradable y original cuento donde tu serás la bella genio y yo quasimodo de V. Hugo...Abrazos de admiración desde la torre de Notre Dame...

~Valeria Fluorescent. dijo...

Me encanta como escribes, y este blog es, por lo tanto, uno de mis favoritos.
Un beso, lamparita.

Jegosa dijo...

Genial,
que dure

enrojecerse dijo...

yo te aplaudo. por tus escritos, por tus palabras. y si quieres, toda una vida.

Lo'ps adiction. dijo...

Dos palmaditas y se encendió la lámpara.
¡Felicidades por tanta imaginación!
Muá.

C. C. dijo...

Si te has comido el genio 2 veces siempre queda una tercera vez como los deseos. Seguro que se empieza y se acaba siempre aplaudiendo viendote en el escenario :-)

mirambella dijo...

Saludos, no conocia tu blog. Interesante. Besos.

Sil dijo...

que rara sensacion deberas tener para escribir asi....
un abrazo

Pilar dijo...

Ya eres genio Marta. Puedes escupirlo y aplaudir con lo pies si quieres.

Besos

Homero dijo...

mejor empezar aplaudiendo.. luego el tiempo ya dirá si hay una gran ovación o acaba en silbidos la función

Sílvia dijo...

No siempre hace falta ser humo para volar..
:)
yo te aplaudo Marta.

hatoros dijo...

OTROS, COMO YO, LA DESEARON TANTO QUE QUISIERON TENER UN GENIO PARA PODERLA AMAR, SIN EMBARGO NO POSEÍAN SIQUIERA LA LAMPARA PARA LLAMARLO.
ENTONCES APRETAMOS LOS PUÑOS E INSISTIMOS EN QUERERLA Y LAS MANOS SE PUSIERON ROJAS DE APLAUDIR SU DESNUDEZ, QUE NOS DIO GENEROSAY... POR FIN NOS AMÓ
BESOSABARAZAOS QUERIDA MARTA Y GRACIAS POR ENSEÑAR