Permito cualquier cosa excepto eso, que alguién, algo, o nada, cause una sonrisa al revés en tu boca. Permito incluso lo impermisible, pero deja de cogerte los tobillos para subirte a lo más alto del suelo. No te caes, ni te tiran, son todo malabarismos divertidos aunque tu consciencia juegue a esquivar la segunda parte de lo que no puede partirte, nadie, nunca. Tranquila, petita, nuestros quereres son de super glue 3. A ver quién es el listo que me despega de entre tus dedos.








11 comentarios:

Alejo Zimmer dijo...

Un escrito con atisbos de rebeldía brillante. Saludos,

Alejo

Magdalena Ferrer (La Petita) dijo...

testim molt y molt y molt mes

alvaro dijo...

Genial como siempre, me gusta lo metafórico de tus relatos. Un petó

Paula Simonet dijo...

:D Que de amore!

Florecita dijo...

eres genial! =)
no te preocupes, el super glue no se despega ni con agua caliente ^^

Elisa Poulain dijo...

A mí tampoco me han gustado nunca las sonrisas al revés, le quitan a una todas las ganas de despegar en busca de nuevas sorpresas.

Alejandro dijo...

No diguis mai d'aqueixa aigo no en beuràs perquè tot lo que s'aferra es desaferra... és Llei de Murphy.

Un beso guapíssima!

un par de lacasittos dijo...

aaay qe original la entrada!

un besitto=)

Muñekita Cate dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat@gmail.com

besos

Catherine

Anónimo dijo...

A MÍ TAMPOCO ME GUSTARIA QUE NADA NI NADIE CAMBIARA LA SONRISA AL REVÉS DE LA PETITA!!!!!!!1 UN BESO

TERESA SIMONET dijo...

HE PUESTO ANÓNIMO, PORQUE NO ME DELA PONERLO DIRECTAMENTE, YO TAMBIÉN TE QUIERO PETITA!!!