EMBR(I)AGUE

Ahora todo se frena como si alguien hubiese puesto su empeine bajo mi acelerador. Huele a goma quemada, incluso sabe a goma quemada. Esto no flota, no hay balsas de aceite. Gasolina y explosión, de todo excepto ganas. Cualquier cosa puede empezar cuando algo se acaba, el pez se muerde la cola, y yo pico tu anzuelo porque me da la gana. Consciente de que no me voy a dejar pescar, me dejo querer. Dejarme querer, aquí, consiste en dejarme odiar 9 horas al día para sonreír cada 28 de mes. Bajo las escaleras, abro los ojos, ya los volveré a cerrar mañana otro rato.







8 comentarios:

joselop44 dijo...

Me encanta el estilo que tienes al escribir.
Saludos

Belén dijo...

No te creas, Marta... que algunos días parece que nos falta el aceite, pero por arte de bilibirloque, aparece :)

Besicos

Outsider dijo...

Tengo un conocido que solía decir que vivia en la oscuridad durante todo el mes, hasta que el 28 salía el sol... entonces era cierto, la transferencia llegaba ese día y todo volvía a empezar, como la pescadilla... con aquel olor a queroseno y la goma quemada de los neumáticos.

Es curioso... no entendí nada, pero a todo le saco un sentido que evidentemente no es el que tiene.

camoxin dijo...

pues vale, cojas mas o menos velocidad, te dejes mas o menos querer, yo siempre pensare igual sobre ti. y ya sabes lo que pienso sobre ti. ¡¡SIMONET FOREVER!!

nadiuss dijo...

Hacia tiempo que no me pasaba por aqui. Dudo que me recuerdes.
Sigues teniendo tu espiritu.
Genial!

nadiuss dijo...

Hacia tiempo que no me pasaba por aqui. Dudo que me recuerdes.
Sigues teniendo tu espiritu.
Genial!

Pilar dijo...

Si es que ya lo digo yo siempre! El gran problema de este sistema no tiene nada que ver con la economía. Es que esté basado en el trabajo en lugar de las necesidades!!! Grrrl...
Un placer volver a pasar por aquí :)

HATOROS dijo...

SI