Que poco valoramos,
que
con
el
simple
hecho
de
poner
un
pié
delante
de
otro
podemos
alcanzar
el
fín
del
mundo.





13 comentarios:

Lorraine dijo...

Estreno tu cuaderno de hoy: qué honor! Es cierto, valoramos muy poco lo que tenemos, y demasiado mucho lo que creemos necesitar para ser feliz. Yo ya he llegado a la conclusión de que a ser feliz se llega siendo feliz! Un besito :)

Distópica-451 dijo...

me has recordado aquello de... la utopía esta en el horizonte, me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos, me muevo hacia delante, ella se va aun más allá...¿para qué sirve la utopía entonces? para eso sirve, para caminar.

joselop44 dijo...

Me ha encantado tu frase. Es paso a paso como se consiguen las grandes cosas.
Un abrazo guapa.

Bohemia dijo...

Me gustó mucho!!! somos tan ciegos a veces...besos a pasitos

Angus dijo...

Un tanto doloroso, me gusta.

MauVenom dijo...

Me gusta

es cierto, nos concentramos más en ir contando los pasos que se nos hacen eternos

en lugar de ver que siempre estamos avanzando.

Luna dijo...

Que poco valoramos muchas cosas y cuanto valoro yo que tu las recuerdes de una forma tan original Marta!!

mua!!

oye ya hice entradas alegres, eh?jajajaj

atuca dijo...

O la luz que, de forma gratuita, guía nuestros pasos.

Saludos,

Ela dijo...

quisira llegar a ese fin de solo un salto!

fabi. dijo...

wow.

es cierto (:

DIAVOLO dijo...

¿Pero es que el mundo tiene fin? Igual caminamos sin llegar a nada...

Un besazo.

Angus dijo...

Tu entrada es como un cristal roto... hay que tener cuidado, te puedes cortar e infectarte de ese buen trato que das a las palabras. Me ha encantado tu post.

Liqueur et Vice dijo...

y no sólo pra el fín del mundo...