Tengo que sentarme y poner la tele en silencio para poder escuchar lo que pienso,mira si soy rara que sin hablar me escucho,me discuto y me callo.Suena el teléfono interrumpiendo una conversación cuerpo-mente para entrar en una pelea rabia-impotencia de la que no podré salir hasta ve tú a saber cuando.Vísceras dadas la vuelta y nadie se inmuta,lo importante es lo que les puedan dar por ellas cuando estoy de espaldas.El dinero mueve montañas sólo cuando se es pobre de alma,y en mi caso vivo más por dentro que por fuera así que ya tengo cobijo para el que no tienen entrada los cobardes.Me giran el cuello 360 grados las impresentables ganas de tocar los cojones,seamos claros.Una vida no le cuesta más de dos duros al Estado,qué más les dará si llevas dos semanas pintando una línea continua a los dolores interno-externos,si te han salido miedos a borbotones,si cada vez que te abrochas el cinturón se te caen los pantalones y te tropiezas una vez más con los excrementos en los que se han convertido las leyes,qué más les dará si caminas o divagas entre éste o el otro mundo,con tal de que te selle las recetas tu médico de cabecera y pagues una vez por semana 5 euros en el parking de la ORA.Estoy tan desencantada que sólo tengo ganas de pasar por el aeropuerto y viajar como viajan las maletas envueltas al vacío.No quiero permitir que nadie pueda presentarse cualquier madrugada ante mis chatas narices y me haga tropezar desde un acantilado con motor,para que,teniendo un temblor de piernas del que todavía dejo señales en cualquier playa,coja con mis brazos mi propia vida y entienda lo inentendible que resulta creer que la culpa bajo cualquier circunstancia siempre llega desde atrás.No tengo alas,perdonénme que esta semana este a ras de tierra y no consiga volar,pero se están pasando mi pelota.



16 comentarios:

Anónimo dijo...

una mierda de sistema, eso!
fuerza tia! a no rendirse por favor, que me han dicho una vez por ahi: las alas, como las uñas, vuelven a crecer

Marta Simonet dijo...

Pues no me cortaré las uñas por si me crecen alas en los dedos.

Mil gracias "Anónimo".

Coraline dijo...

muchas gracias por tu comentario y por detenerte a leer :)

estoy segura que el viento estremecerá tu alma y la hará bailar de pura felicidad, sólo hay que aprender a tener un poquito de paciencia

y la verdad que sí, que da pena en lo que el mundo se ha convertido, que se le de tanto valor a unas cosas y nos olvidemos de lo más importante.. porque a fin de cuentas, cuando se supone que estamos bien, no nos paramos a pensar en el de al lado..

un beso y ánimo y un poco de hilo y aguja para coser tus alas

Aurora Real dijo...

Tus palabras me dan algo de aliento en estos días en los que intento redescubrirme y pensar quién soy, y quién quiero ser, o debería ser.
Cada día se aprenden cosas nuevas, cada día se cometen errores, y lo que intento hacer es aprender de ellos, para poder llegar a ser mejor persona.

Tomaré nota de lo que me has dicho, sé que en el fondo tienes toda la razón.
Muchas gracias, Marta.

Un beso,una colleja y un pellizco en el brazo :)

joselop44 dijo...

Marta, ¡ánimo y palante!
Eres fuerte e inteligente. Nadie puede contigo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Toca los cojones un rato, ponte pesada, insiste más, y veras como al final reconocen tu razón... lo que pasa es que siempre es más fácil recurrir a la excusa de la culpa siempre viene de atrás, pero si es cierto lo que tu explicaste y puedes llegar a demostrarlo, la culpa es del coche parado sin señalización... por lo que deberían indemnizarte, así que insiste y toca las narices a todo el que se oponga a darte la razón, eso si, ponte guantes que los mocos te cansarás de tocar mocos, pero veras como al final vale la pena. Aunque seamos sinceros, un par de euros no te quitaran el susto de encima, pero al menos podras comprar un coche que te invite de nuevo a viajar por las curvas de la carretera...

Cuidate mucho Marta, ponte bien pronto que me apetece mucho volverte a ver con toda tu alegria encima de los escenarios!

PD: nunca me he presentado... soy Marian, te leo desde que supe de tu existencia hace ya varios años...

Anónimo dijo...

pues sabes, no me vuelco los "holas" en ningun ciberlugar, que no se escribir como tu lo haces! que me encantaria poder hacerlo! pero bueno..... tan solo entro para nutrirme de vuestras reflexiones y disfrutar de los fantasticos escritazos que haces! no me animo a llevar un compromiso casi a diario, no se si tenga tantas cosas interesantes para poner cada dia! jaja
en fin..... que chungos estos tios de los que escribes hoy, super insensibles! tu a no perder las ganas que eso es lo que buscan, que no lo logren! dales una buena cucharada de Marta y todo lo que eso conlleva, guapa!
un besote!
(y gracias por el interes)

[remitirse a la entrada anterior en caso de no recordarme]

Lara.-

juan bello dijo...

he cambiado de cuenta, pero sabes que cuando quieras es un placer escribir contigo.
juanm.bello@hotmail.com
ahí te la dejo. un saludo!

emigrante dijo...

re-, de-, o anti- sistematízate. a ti. el resto, señorita simonet: bueno, usted ya sabe qué es el resto.

Gilda dijo...

He caido sin saber como , pero si quieres alguien me ha prometido una ola, no me importará compartir su cresta, para olvidar juntas lo que este palo de gallinero nos ofrece cada día.
Me ha gustado encontrarte.

Gabriel B. dijo...

Gracias Marta por tu visita. Espero con más tiempo poder recorrer tus palabras.

Saludos.

DIAVOLO dijo...

Marta... te leo y alucino. Alucino con lo bien que escribes, y con lo extraordinariamente bien que expresas los sentimientos, hasta tal punto que los he sentido como propios.

"El dinero mueve montañas sólo cuando se es pobre de alma,y en mi caso vivo más por dentro que por fuera así que ya tengo cobijo para el que no tienen entrada los cobardes". Quédate con esto. Tú vales más, eres más fuerte.

Un beso enorme.

Luna dijo...

Siento como el torrente de tu imaginación, indignación y lucha me moja, y me encanta que nos inspires con la fuerza de tus palabras. Un besito Marta.

Ela dijo...

ya veras que luego la semana repunta =)

Lucas Ottone dijo...

Qué frívolo el mundo adulto y burócrata, ¿Dónde están los niños?
Lo que frustra, madura. Un saludo Marta.

Marta Simonet dijo...

Muchas gracias a todos,a los anónimos y a los no anónimos,por darme pinceladas,capones,por abrirme los ojos y cerrarme la boca siempre que sea necesario.

Mil besos.