Tengo que escribir en el momento que escribo,porque si lo hago un momento después ya se ha formado un trombo en la pluma que crea el hipo de los pensamientos.Soy antisustos.Una de las personas que aguantan mis cuatro paredes me enseñó hace siete días que apretando con el dedo índice en forma de gancho un botón que está situado justo abajo de la nuez que no se come (para aquellos que llevan nuez de serie) se paran repentinamente los saltos de aire que emite el cuerpo sin necesidad de esconder a un vecino feo en la escalera.Entonces,con esta regla de tres,si es que existen las reglas impares,en qué botón del cuerpo y de qué forma se debe tener que apretar para evitar dos de cada tres pensamientos espásmicos.




6 comentarios:

joselop44 dijo...

Muy bueno Marta.
>Saludos

Luna dijo...

ya tenia ganas de leer tus imaginativos y originales textos :)

me encanta tu foto saltarina del fotolog :)

Anónimo dijo...

humm...hace tiempo que no se oye tu voz por aquí...jejeje

Marta Simonet dijo...

jejejeje,eso llevaba pensando yo estos días.En breve,me dejaré oir de nuevo :)

nadiuss dijo...

me encanta :D

jesus dijo...

a mí también me pasa. tendré que probar lo del gancho... visitante por vez primera, habrá más.